Bitácora Serenata Adultos Mayores
28 agosto, 2018
Gardel al ritmo de Jazz
10 septiembre, 2018

Vecinos voladores

Mauricio López Rueda

“Recuerdo que cuando era chiquita y venía a entrenar a la pista Antonio Roldán Betancur, me impresionaba con los aviones. Pasaban tan cerquita que teníamos que parar de entrenar. A veces levantaban polvo y a veces hasta se llevaban sombreros y chales de las señoras que iban a vernos correr. Era muy charro. Soñaba con montarme a un avión, pero cuando volé por primera vez no fue desde el Olaya sino desde el José María Córdova”. Así cuenta Mariana Pajón, bicampeona olímpica de bicicrós, sus primeras experiencias en la pista de BMX de Belén, la Antonio Roldán Betancur, cuna de grandes campeones y nuestra vecina deportiva.

Por algún sino extraordinario, el BMX antioqueño, ese deporte donde los niños vuelan sobre sus bicicletas, como en esa escena de E.T., siempre ha estado estrechamente relacionado con nosotros. La calle 30 separa las dos pistas, la de los sueños al pedal, y la de las aeronaves. Por eso tantas historias y anécdotas compartidas.

“Hacemos muchos juegos cuando pasan los aviones cerca. Nos paramos a saludar a los pasajeros, si es que nos ven, o simplemente gritamos hasta que aterrizan en el aeropuerto. Es muy divertido, aunque lo mejor es cuando pasan bajito, entonces uno parece que pudiera tocar la panza de esos pájaros”, señala Nicole Foronda, otra grandiosa exponente del BMX.

Para los dirigentes, tenernos de vecinos jamás ha sido causa de problemas, sino más bien de inspiración. “A veces los entrenadores aprovechan para motivar a los niños mostrándoles los aviones. Les dicen que en esas máquinas se viaja a todas partes del mundo, a mundiales, a panamericanos y que, para subirse a un avión, primero hay que entrenar duro y volverse el mejor en el deporte. Eso funciona con muchos pequeños”, explica Juan Fernando Castrillón, presidente de la Comisión Antioqueña de Bicicrós.

Desde hace un par de años el BMX paisa cuenta con otro escenario, la pista de Supercross Mariana Pajón, la cual fue ubicada aledaña al Aeroparque Juan Pablo II y mucho más cercana a nuestra pista. Ahora los pilotos del BMX pueden ver más de cerca los aviones y los helicópteros que salen y aterrizan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *