Nuestros Jardines
8 octubre, 2019

Una feria con todos los sentidos

Mauricio López Rueda

Por segundo año consecutivo vivimos la Feria del Patrimonio ‘Explora tus sentidos’, evento cultural que contó con la participación de nuestros usuarios habituales y visitantes. 

Pocos aeropuertos en el mundo tienen la fortuna de ser Bienes de Interés Cultural o edificios patrimoniales, en Colombia, somos el único que goza de ese honor. Otros aeropuertos que hacen parte de la historia de la aviación colombiana pero que ya no existen son el Veranillo de Barranquilla, el Techo de Bogotá, el Puerto de Cali, el Manzanillo de Cartagena y el Bocagrande, también de Cartagena, todos ellos fundados entre 1919 y 1940, pero demolidos para dar paso a edificios más modernos. 

Por ello la importancia de conservar nuestra memoria, que se resguarda en cada uno de los espacios y de los cientos de historias y anécdotas que se han contado alrededor de las diferentes transformaciones de las que hemos sido protagonistas o testigos

En la Feria ‘Explora tus sentidos’, decenas de usuarios y visitantes tuvieron la posibilidad de conocer esa historia que comenzó el 3 de agosto de 1932, gracias a la sana y visionaria obsesión de personajes como Gonzalo Mejía y Ricardo Olano. 

A través de una muestra artesanal de aeronaves a escala, se hizo referencia a la Historia de la Aviación y el Viaje a la Luna, gracias a la Sociedad Antioqueña de Ingenieros y Arquitectos (SAI). Dicha muestra les permitió a los visitantes conocer los secretos de la aviación mundial, de cómo se logró ese sueño eterno de volar, y de cómo ha ido evolucionando a través de la historia. 

Pero además de la historia del viaje a la luna de 1969, y de la Fuerza Aérea Colombiana, que data de 1919, los medellinenses vivieron en la feria experiencias fotográficas y artísticas de todo tipo, además de clases de aviación con la Academia Antioqueña de Aviación, la Escuela de Aviación Halcones y la Escuela de Aviación Fliying. 

“La Feria fue organizada por Airplan, concesionario del aeropuerto desde 2008, y por el Establecimiento Público Aeropuerto Olaya Herrera. También tuvimos el apoyo de la Ludoteka del INDER, del Parque Biblioteca de Guayabal, la EDU, de la Fundación EPM, de la Fundación Viztaz, La Corporación Trama, Soul Gospel y las diferentes escuelas de aviación. En fin, fue un esfuerzo muy grande y en el que participaron muchas personas, tanto aliados del aeropuerto como usuarios. La intención es que vivieran la experiencia del patrimonio con todos los sentidos, y por eso hubo humor, lectura, baile, música e historia”, contó Sara Chavarriaga, responsable de la gestión cultural de Airplan. 

Colegios de las comunas 15 y 16, grupos juveniles y de la tercera edad también hicieron parte del evento, en el cual hubo momentos muy gratos a través del baile del tango, de una presentación humorística con el grupo Monólogos sin propina, de una presentación musical gracias al premiado grupo Soul Gospel, además de las actividades de promoción de lectura y escritura que llevó a cabo la Fundación Ratón de Biblioteca, fundada en 1984.

“Fue una experiencia muy grata porque el Olaya Herrera es un espacio de ciudad con muchas historias contadas y por contar. Para nosotros fue una verdadera fortuna poder estar en la Feria y compartir el amor por la lectura con los usuarios y vecinos del aeropuerto”, dijo Sandra Zuluaga, directora de la Fundación. 

El grupo Soul Gospel, ganador del primer puesto en la categoría Gospel en el Festival Internacional Mundus Cantat de Sopot, Polonia, en 2017, le dio cierre al evento con una serie de canciones que abarcaron los ritmos más tradicionales de Colombia.

“Para nosotros fue un honor haber hecho parte de la Feria y ojalá se sigan promoviendo este tipo de eventos porque reúnen a la ciudadanía en torno a temas culturales y de mucho interés general”, expresó Paula Cardona, representante del grupo.

El 19 de octubre de 1995, por medio del Decreto 1802, el Aeropuerto Olaya Herrera fue reconocido como Monumento Nacional, afirmando el valor histórico y la relevancia arquitectónica para la memoria de Medellín y Colombia. A partir del artículo 1 de la Ley 1185 de 2008 pasó a ser declarado Bien de Interés Cultural del ámbito nacional. 

Por ello, gozamos de la protección del Estado, quien es el encargado de “salvaguardarlo, recuperarlo, conservarlo y divulgarlo para que sirva de testimonio de la identidad cultural nacional en el presente y futuro de todos los colombianos”. Además del valor estético e histórico, poseemos una importancia simbólica construida a partir de historias inolvidables. Algunas trágicas como la muerte de Carlos Gardel, y otras alegres e inspiradoras como las visitas de los papas Juan Pablo II y Francisco I. 

Por todo esto no solo somos un aeropuerto, también somos memoria y orgullo medellinense, somos patrimonio.

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *