Viaje al Páramo del Sol
17 diciembre, 2019
Una colección con altura
18 diciembre, 2019

Un viaje sin turbulencias

Mauricio López Rueda

 

El vuelo de cuatro años de Jesús Alberto Sánchez Restrepo, como gerente del Establecimiento Público Aeropuerto Olaya Herrera, acaba de aterrizar. El viaje, según el propio funcionario, fue “sin turbulencias”. 

Sánchez Restrepo, abogado de la Universidad de Envigado y especialista en Derecho Administrativo de la Universidad Autónoma Latinoamericana, llegó al cargo por determinación del alcalde Federico Gutiérrez Zuluaga, luego de desempeñarse como consultor del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, abogado de la Personería de Medellín y Personero Delegado para los Derechos Humanos.

El viernes 13 de diciembre, en un acto público repleto de homenajes y expresiones culturales, Sánchez Restrepo presentó su informe de gestión. 

“Me voy con la frente en alto por el deber cumplido. Asumimos el cargo para cumplir como funcionario público, pero

para mí fue un privilegio haber estado en este espacio. Yo siempre fui un funcionario más pendiente de lo social, y llegué a pensar que acá no iba a poder hacer eso, pero después me di cuenta que este lugar, por ser bien cultural y patrimonial, tenía mucho impacto social”, cuenta el también docente universitario.

Durante su gestión, los aeropuertos concesionados de Rionegro, Carepa, Quibdó, Corozal, Montería y Medellín movilizaron 41 millones, 483 mil 917 pasajeros, en un total de 864 mil 225 operaciones de vuelo. El Olaya, por sí solo, movilizó 4 millones, 263 mil 549 pasajeros, sobrepasando en más de 200 mil pasajeros el periodo de 2012-2015.

El Olaya, además, realizó 291.210 operaciones aéreas. 

Todas esas cifras han posicionado al Aeropuerto como uno de los más importantes del país, y el segundo más importante de la concesión, generando ingresos por transferencias a Medellín por valor de 34 mil 703 millones de pesos.

“Yo no me adjudico triunfos, porque todos los logros de este aeropuerto tienen mucho que ver con lo que hicieron mis antecesores. Haber sido gerente es como montar en avión. Ver cómo se prepara el vuelo, cómo despega el avión, y luego cómo surca el aire sin turbulencias”, afirma Sánchez. 

Pero el impacto del Olaya Herrera, en la gerencia de Jesús Sánchez Restrepo, no sólo fue financiero u operativo. También hubo impactos positivos en infraestructura, en medio ambiente y en cultura, como lo demuestran hechos tan importantes como la visita del Papa Francisco, los festivales de MedeJazz, Feria de la Flores y Festival del Tango, o el cuidado a los corredores biológicos de la zona suroccidental de Medellín.

El aeropuerto queda con una nueva infraestructura: torre de control, zonas de parqueo y descargue, zona de inspección y el terminal de aviación general. Los usuarios también han visto mejoras en su comodidad, como la nueva sala de espera con zona VIP, y comercios con otro tipo de ofertas, para todos los gustos.

Sin embargo, lo que más enorgullece a Jesús Sánchez fue la relación que mantuvo el Olaya con la población circundante de las comunas de Guayabal y Belén, representada en el Club Juvenil Vuela Con Vos, el Club Patrimonial de adultos mayores, el Aeropicnic, las Clases de Tango, la feria artesanal, los Padrinos de Navidad, el acompañamiento a la comunidad en temas de seguridad, las visitas guiadas, las exposiciones de artísticas, culturales y aeronáuticas, el Desfile de Silleteros, la celebración del mes del patrimonio y la Carrera atlética 7K Vuela Con Vos, entre otros.

El de Sánchez fue un maravilloso viaje de cuatro años, uno que quedará no sólo grabado en su memoria, sino en la de todos los medellinenses y visitantes de otras regiones, quienes están más que convencidos de la importancia de este patrimonial espacio de ciudad. 

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *