Feria de las flores: Noche Colombiana
2 agosto, 2016
Feria de las flores: Noche de Son y Bolero
3 agosto, 2016

Un canto llanero a las flores antioqueñas


el-cholo-olaya

Mauricio López Rueda

 

“Las flores son como las mujeres que, cuando sonríen, lo embellecen todo. Medellín es un jardín maravilloso, y por eso siento mucho orgullo cuando me invitan, sobre todo a su Feria”. Con esas palabras, el maestro Orlando ‘Cholo’ Valderrama Aguilar saludó a la capital antioqueña, horas previas a su presentación en la Plaza Gardel del Aeropuerto Olaya Herrera, el pasado martes 2 de agosto, en el marco de la Feria de las Flores.

 

El rey del joropo colombiano, nacido por pura casualidad en Sogamoso, Boyacá, pero tan llanero con el alcaraván y el chigüiro, no le gusta hablar de su familia ni de sus amores, pues considera que lo privado no es asunto de los demás, y tampoco divulga su edad, aunque asegura que es “más viejo que el candado del infierno”.

 

El hijo de Manuel y Sara, patrón del Copey y colibrí desde Arauca a Guárico; peón del campo y coplero; amante de la luna y las yeguas alazanas, subió a tarima con sus mejores ropas: sus botas de cuero color tierra, su sombrero de fieltro italiano, negro como las noches del llano, y con una camisa de algodón, blanca y con la imagen de seis caballos bordados. Y siempre sonriente, siempre propenso a la chanza amistosa. “Qué cuántos llaneros hay en el grupo, pues creo que no más yo, que soy de Casanare, pues los otros son metenses”, soltó segundos antes de su primer poema, luego se carcajeó como las guacharacas del río Pauto, y entonces, aclamado por el público, bebió un poco de agua, se abrazó con sus compañeros y subió a cantar.

 

Vino cargado de entusiasmo, y con su grupo completo: John Ubaque, el popular D’Artagnan en la guitarra; Juan Pablo Rodríguez en el arpa; Alex Romero en el cuatro; Diego Hernández en las maracas; y los hermanos Adrián y Jorge Ariza en el bajo y la percusión, respectivamente, puso a bailar “brincadito” a todos los paisas, que colmaron la Plaza Gardel.

 

El maestro ‘Cholo’ Valderrama interpretó doce de sus mejores canciones, incluyendo Mi caballo y yo, con la cual se ganó el Grammy Latino en 2008. También cantó Colombia, Llaneros y Llanero, sí soy llanero, entre otras.

“Me gusta venir a Medellín, me gusta poner a bailar a los paisas y quiero que me sigan invitando todos los años, porque para acá me vengo aunque sea a lomo de caballo”, expresó el ‘Cholo’, quien tras su inolvidable concierto, se desplazará al sur de Colombia para presentar su arte en diversos festivales, antes de una gira por Houston, Orlando y Miami, en los Estados Unidos.

 

“El joropo es el lenguaje llanero y como yo soy llanero, pues sólo sé hablar así, y a donde quiera que vaya, siempre hablo en mi lenguaje, para que sepan que el llano existe y está lleno de vida”, dijo el maestro, criado en San Luis de Palenque, Casanare, a orillas del río Pauto, y quien al igual que Arnulfo Briceño y otros juglares de la música llanera, han mantenido vivo el legado artístico de esa extensa y hermosa zona de Colombia rodeada de valles, ríos y atardeceres de fuego y arpa.

 

el-cholo-olaya-herrera

 

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *