El Aeropuerto Olaya Herrera florece gracias a exposición de silletas en sus instalaciones
10 noviembre, 2020

Todo listo, nos vamos en helicóptero¿o en avión?

En cuanto a máquinas voladoras, queremos hablar de dos formas diferentes de volar, la de los aviones y la de los aparatos que ocupan este especial, los helicópteros.

Cómo vuelan los helicópteros

Hay cuatro fuerzas que actúan sobre cualquier aeronave en vuelo: el empuje, la resistencia, la sustentación y el peso.

“A pesar de que los helicópteros no tienen alas, cuentan con unas aspas, que al girar se convierten en un ala fija. Mientras que en un avión las alas van en el fuselaje, en el helicóptero, las alas están fijadas a un rotor” explica Diego Velásquez, Gerente Comercial de Fly Colombia CityTour, una de las empresas ubicadas en los hangares de nuestro Aeropuerto y quien es un apasionado por los helicópteros

La gran diferencia que se da entre estos dos aparatos voladores es la forma en la que se generan las fuerzas de sustentación y empuje. En el avión la sustentación se genera por las alas cuando este avanza a través del aire y el empuje es generado por el motor.

En el helicóptero el rotor principal produce la fuerza para sustentarse y el empuje. Cuando las paletas comienzan a girar, el aire hace presión contra ellas. De este modo, el piloto del helicóptero tiene el control para cambiar la posición de las paletas y puede controlar la manera en que llega la energía al motor.

 Diferencias en el vuelo

En cuanto a la versatilidad del vuelo, también se pueden apreciar diferencias entre un helicóptero y un avión.

“Un helicóptero tiene la posibilidad de despegar de forma vertical, de realizar desplazamientos laterales y de ir hacia atrás y hacia adelante. Además, también puede permanecer en un solo punto en velocidad cero o vuelo estático” agrega Velásquez.

Los aviones realizan ascenso y descenso, el viraje de izquierda o derecha y la guiñada (movimiento del avión respecto del eje imaginario vertical que pasa por el centro de gravedad de la aeronave)

Diego Velásquez comenta que para el caso de los helicópteros esta misma versatilidad permite a estas máquinas ser utilizadas para muchas tareas especializadas en el tema de transporte de carga, mantenimiento de torres eléctricas o aterrizar en lugares que no tienen una preparación como si pasa con los aviones que requieren unas especificaciones en las pistas.

 

Tipos de helicópteros

Así mismo y de acuerdo a las necesidades, los helicópteros se han diversificado según su uso. Existen dos grandes categorías, los helicópteros militares y los helicópteros civiles.

En la gran categoría de helicópteros militares se encuentra el helicóptero de combate, el helicóptero de transporte de tropas, el helicóptero de transporte de material y el helicóptero no tripulado.

En la categoría de los helicópteros civiles se encuentran: el helicóptero policial, el helicóptero ambulancia o medicalizado, el helicóptero grúa o de carga, el helicóptero de rescate o salvamento, el helicóptero antiincendios y el helicóptero para transporte de personas.

Diferentes tipos de motores

A su vez surgen otras diferencias como lo son los motores con los que funcionan los helicópteros, están aquellos que funcionan con un motor a pistón que es básicamente como el motor de un carro y los que funcionan con un motor a turbina que son motores mucho más confiables y potentes.

De igual forma, existen helicópteros que cuentan con dos motores, dos turbinas y que son mucho más potentes.

Otra diferencia notoria es en cuanto al rango de operación de los helicópteros, los aviones son para distancias más rápidas, igualmente tienen una mayor velocidad que los primeros; además de que tienen la ventaja de que vuelan por instrumentos de aeronavegación; en un helicóptero, la aviación es netamente visual, de igual manera, el costo de operación de un avión es menor al de un helicóptero que tiene muchos más componentes en su estructura que el primero y que puede incluso quintiplicar el costo de operación de un avión.

También hay diferencias en cuanto a la atitud de vuelo. Para los aviones existe una altitud estándar que se denomina “Altitud de crucero” y que está situada entre los 10500 y 12 mil metros, que es una franja donde los aviones se enfrentan a una menor resistencia del aire y pueden viajar más rápido.

Para el caso de los helicópteros, no deben sobrepasar una altura superior a los 10 mil metros, esto debido a que una altura superior podría causar problemas de oxígeno a los pasajeros movilizados.

Los organismos reguladores de aviación alrededor del mundo establecen que la altura mínima para los vuelos es de 300 metros en las áreas urbanas, 150 metros sobre cualquier persona, vehículo o edificio.

¿Y al viajar?

También hay diferencias al viajar tanto en avión como en helicóptero. Por un lado, al viajar en avión se viaja dentro de un habitáculo cerrado que aunque permite ver las nubes y la panorámica desde el aire, no brinda los alcances que da  un helicóptero, primero porque el helicóptero es mucho más experiencial y segundo porque no alcanza tanta altitud como el avión, entonces se puede contemplar mucho más la panorámica.

Y sin embargo, ambos aparatos aéreos son de vital importancia para la comunicación en el mundo moderno, así como para cuantiosas industrias que requieren de la operación de los mismos.

Las distancias

En cuanto a las distancias, un helicóptero puede recorrer 450 kilómetros en tres horas de vuelo, y en ese mismo lapso de tiempo, un avión puede recorrer hasta 10 mil kilómetros.

La industria aérea plantea un avance que se ha acelerado en los últimos años, se habla incluso de un híbrido entre helicóptero y avión que pueda reunir las bondades de ambos aparatos. Nosotros que no nos decidimos por ninguno de los dos, estamos encantados ante la idea de hacer nuestros sueños realidad.

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *