Vuela con vos: Regalos con altura
18 julio, 2016
¿Qué significa ser un bien de interés cultural de la nación?
20 julio, 2016

Las raíces de Arcesio


arcesio-jardinero-olaya

Arcesio José Camargo nació en Magangué, Bolivar y desde hace 13 años vive en Medellín. Actualmente es uno de los cinco jardineros que trabajan en el Aeropuerto Olaya Herrera.

 

Arcesio lleva más de un año prestando atención y cuidado a los espacios naturales del Olaya. Todos los días, los jardineros llegan entre las 5:30 y las 6:00 a.m. y se dividen el trabajo que realizarán durante el día en las múltiples zonas verdes que hacen parte del Aeropuerto, a veces deben regar las plantas, sobre todo cuando no ha llovido en varios días, otros días se distribuyen para quitar la maleza, sembrar nuevas plantas o hasta reemplazar especies que no se han adaptado bien al clima local, como fue el caso, hace unos meses de una Choconiana que hacía parte de uno de los jardines de la zona aire y tuvo que ser reemplazada por varios ejemplares de Liriope.

 

En los jardines del Aeropuerto Olaya Herrera hay gran variedad de plantas y para Arcesio ha sido toda una sorpresa que especies como la Iraca que en su tierra natal es usada para fabricar canastas, bolsos, escobas y hasta casas, en el Aeropuerto sea usada como una planta decorativa que embellece los jardines. Otras especies silvestres del lugar donde creció son el Barquito o la Matandrea que deleitan a nuestros visitantes con sus diversos tonos de morado.

 

Con las nuevas obras al Aeropuerto Olaya Herrera como el Terminal Ejecutivo Gonzalo Mejía, llegaron también zonas verdes nuevas y más grandes, con muchas especies diferentes que Arcesio cuida y mantiene, entre ellas el maní forrajero, algunos árboles de olivo, azulinas y palmas manila.

 

arcesio-jardin-aoh

 

La labor de los jardineros en el Aeropuerto Olaya Herrera enorgullece a Arcesio, pues siente que su trabajo le gusta a la gente y que mientras mejor lo haga, más lindos se ven los jardines y más contentos se ponen nuestros usuarios y visitantes. Él ha visto cambiar mucho las zonas verdes en un año “cuando llegué todo estaba muy deteriorado y tuve que hacer mucho trabajo de siembra”, nos cuenta, pero vive feliz haciendo su trabajo, rodeado de las plantas que lo vieron crecer en el Bolivar y que ahora él ve crecer en Medellín y cuidando de tantas especies distintas que lo mantienen en contacto con sus raíces y con la naturaleza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *