Webinar: “La nueva normalidad en las operaciones aéreas en el Aeropuerto Olaya Herrera”
23 julio, 2020
Alcalde de Medellín autorizó reapertura del aeropuerto con todos los protocolos de bioseguridad
3 agosto, 2020

La epidemia nos cortó las alas, pero nos enseñó a volar de forma más segura

Pensando en la tranquilidad de nuestros viajeros, así como en suministrar una información veraz y oportuna, hablamos con Andrés Uribe, Gerente de IATA Colombia (International Air Transport Association) acerca de la nueva normalidad en el mundo de la aviación cuando se reactive este sector y en la seguridad de los viajeros y el personal que tiene un contacto directo con el transporte aéreo.

Si bien los aeropuertos en la ciudad aun no tienen el aval de las autoridades pertinentes para iniciar con la operación comercial, estas terminales aéreas se siguen preparando de acuerdo a las diferentes normativas para prestar un servicio que garantice la seguridad y el bienestar de todos.

De acuerdo con Andrés Uribe, los aviones tienen unos equipos bastante especializados y que están implementados en este tipo de medios de transporte desde hace un par de décadas. Estos equipamientos se diseñaron pensando en amenazas en materia de bioseguridad que para ese momento no eran tan inminentes en el mundo y que hoy en día, son parte fundamental de la historia de supervivencia de la humanidad.

“Y es que la aviación ya se ha enfrentado a amenazas de este tipo, no es la primera vez que tenemos una pandemia. Ya pasamos por el SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo), la Fiebre Porcina, el Ébola, de manera que los aviones tienen diseños para evitar al máximo posible la transmisión de cualquier virus” explica Andrés Uribe.

Las aeronaves tienen como primera barrera para el paso de este tipo de microorganismos, la circulación del flujo de aire que se da en su interior y que tiene una dirección ascendente, este aire cambia cada tres minutos. “Este sistema no lo tiene ningún edificio, ni un banco, ni un teatro, ni un centro comercial, es único en el mundo” precisa Andrés Uribe.

Sumado a esto, los aviones cuentan con unos filtros denominados HEPA, por sus siglas en inglés (High Efficiency Particulate Air).

Los filtros HEPA están compuestos por una malla de fibras dispuestas al azar que evitan la propagación de bacterias y virus a través del aire. Este mismo tipo de filtros son utilizados en los quirófanos de los hospitales.

Los filtros HEPA cuelan un 99,97 por ciento de los virus y los microbios del aire que circula en la cabina del avión. De este modo, el sistema de control ambiental de una aeronave limita los biocontaminantes aéreos

“Todas estas cosas confirman que los aviones son no solo el medio de transporte más seguro que existe no en materia de seguridad aérea, sino también biológica” cuenta Uribe.

 

Covid-19: Retos adicionales para el mundo de la aviación

“Esta pandemia genera unos retos anexos y por eso se están implementando unos protocolos adicionales. Estos protocolos son los que hemos venido trabajando con la Aeronáutica Civil, siguiendo todos los lineamientos dados por el Ministerio de Salud” explica Andrés Uribe.

Con estos protocolos lo que se espera, es implementar un sistema por capas, que va desde que cada pasajero tramita su viaje desde casa. “Para la compra de tiquetes, cada usuario debe descargar la Corona App y diligenciar sus datos; además de hacer una declaración sobre su estado de salud” comenta el gerente de IATA Colombia.

Ya en el ingreso al aeropuerto se toma la temperatura, se hace un proceso de lavado de manos, siempre teniendo presente que el portar el tapabocas es obligatorio en cada proceso del viaje.

Al interior de cada Terminal Aérea se va a practicar el distanciamiento social. Como el checking se hizo desde casa, la idea es que llegue directo a la sala de embarque para evitar al máximo el contacto con otras personas.

Durante el vuelo se exige en todo momento el uso del tapabocas y se va a reprimir el uso del baño y el servicio a bordo.

“A todo este sistema de bioseguridad dentro de los vuelos se suma la limpieza y desinfección de las instalaciones del aeropuerto y aviones. Los concesionarios y las aerolíneas tienen ya establecidos unos rigurosos protocolos de limpieza y desinfección” agrega Uribe.

El sistema aéreo tiene además un importante sistema de trazabilidad con el que no cuenta ningún otro sistema de transporte a nivel mundial. “Entonces, si un pasajero resulta contagiado luego de un vuelo, este sistema de transporte puede entregar la trazabilidad de los pasajeros que estuvieron presentes en el mismo”

“Esta trazabilidad por capas garantiza, primero, que el riesgo de que un contagiado llegue a un avión sea poco probable, segundo, el riesgo es muy bajo de contagio en un avión y tercero, que en caso de que haya un contagio, se pueda tener la trazabilidad de los pasajeros para controlar el foco” finaliza Uribe.

Cuando regresemos a volar queremos que todos tengamos presente, que la seguridad y salud es un compromiso de todos. No se trata de una responsabilidad que involucre solo a compañías, aeropuertos y autoridades, todos debemos aportar, fortalecer nuestra cultura de autocuidado y cumplir con las directrices dadas por las diferentes autoridades sanitarias.

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *