Boletín de prensa – Nuevas obras del José María Córdova generarán más desarrollo para Medellín
19 diciembre, 2017
Rendición de cuentas 2017
16 febrero, 2018

El Olaya voló alto en 2017

 

Por: Mauricio López Rueda

El Olaya Herrera culminará 2017 siendo uno de los aeropuertos más importantes de Colombia, con más de 85 mil operaciones aéreas y alrededor de 1’100.000 personas movilizadas.

Fue un año histórico para el establecimiento que, además de cumplir 85 años, fue escenario de una multitudinaria misa con el Papa Francisco, donde más de un millón de personas se hicieron presentes.

Este año, según el gerente Jesús Sánchez Restrepo, el Olaya le transferirá recursos al municipio de Medellín cercanos a los 11 mil millones de pesos, superando lo entregado en 2016: 8.800 millones.

“Hemos tenido un buen año pese a los inconvenientes que la industria aeronáutica ha sufrido este año, como el paro de pilotos de Avianca, el cual nos afectó, aunque Avianca es una aerolínea que no presta sus servicios en el Olaya. Siempre hemos estado en los primeros puestos como uno de los aeropuertos con mayor operatividad en Colombia y queremos mantenernos así, por eso siempre estamos pensando en modernización”, señala el directivo.

Hablar del Aeropuerto Olaya Herrera es hablar de un sistema aeroportuario encajado en un contrato de concesión en el que hay otras cinco terminales aéreas: Carepa, Rionegro, Corozal, Montería y Quibdó.

Y aunque algunos ciudadanos consideran que el espacio que ocupa el Olaya debería usarse para vivienda, Sánchez Restrepo afirma que, “de cerrarse el Olaya, todo el sistema de transporte aéreo colapsaría, porque todavía el José María Cordova de Rionegro no tiene la capacidad para cubrir todas las necesidades del mercado”.

“A futuro no sabemos qué pueda pasar. La vida del Aeropuerto cambió desde el nacimiento del José María Córdova. Se pensaba que con el JMC se suplían las necesidades de aviación, pero se concluyó que el Olaya podía prestar servicios alternos, como vuelos locales, regionales e internacionales, a través de viajes ejecutivos, corporativos y de Estado. Llegamos donde no llegan las grandes aerolíneas”, añade.

Pero los logros del Olaya este 2017 no sólo tienen que ver con números, transferencias o visitas papales. Debido a que se trata de un aeropuerto sui generis, considerado Monumento Nacional, Bien Patrimonial y Bien de Interés Cultural, está obligado por normas legales a promover la cultura.

En ese apartado los esfuerzos han sido exitosos, sobre todo este año, cuando se consolidó, por ejemplo, el Club Juvenil, compuesto por cerca de 100 estudiantes de las comunas 15 y 16.

Además, se llevaron a cabo 30 clases bilingües de tango y 10 de milongas que tuvieron una concurrencia de más de 70 alumnos por clase; una exposición de microcarros antiguos, 18 jornadas del programa Regalando palabras, 26 visitas guiadas de la Secretaría de Educación y 46 generales. Más de 2 mil personas se vieron beneficiadas por esas actividades.

Además, durante el Festival Internacional de Tango se llevaron a cabo cuatro eventos en la Plaza Gardel, cinco conversatorios y una exposición, con la presencia de más de 5 mil visitantes.

La Feria de las Flores vivió cinco de sus eventos principales en Plaza Gardel, con récord histórico de visitantes, pues se sobrepasó la capacidad del escenario en más de mil personas.

MedeJazz fue otro de los eventos que tuvieron como epicentro al Olaya, con dos conciertos gratuitos que congregaron a 7 mil personas.

Por si fuera poco, se beneficiaron 2 mil niños y niñas con los festivales Bien Comienzo y 4 mil adultos mayores con la actividad Serenata Mayor.

“Tenemos no sólo la obligación de cumplirle culturalmente a la comunidad, sino también la vocación. Queremos que los medellinenses se acerquen cada vez más al Olaya, y sientan que no sólo es una terminal aérea de donde salen aviones, sino que es un espacio cultural para ellos, consagrado a ellos”, dice Jesús Sánchez Restrepo.

El Olaya ha cumplido en un 77 % con sus obras complementarias; inauguró su nueva Torre de Control, de 30 metros de altura, y desde ya prepara nuevas obras para mejorar el servicio.

“En 2018 viene un paquete de obras complementarias. Vamos a cambiar la plataforma, que ya tiene 20 años de uso, y también a las calles de rodaje. Vamos a sacar a licitación la contratación del Plan Maestro, que es la ruta de navegación del aeropuerto”, dice el Gerente, quien añade una contundente frase para quienes miran al Olaya como algo obsoleto: “La idea de construir un aeropuerto, donde sea, vale oro, para que acá estemos pensando en cerrar el Olaya”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *