¡Llevamos un estilo de vida saludable!
17 octubre, 2016
El huracán Wojtyla
18 octubre, 2016

El fabricante de sueños

La historia de la navegación aérea en Antioquia está íntimamente vinculada a un personaje de novela: heredero de una cuantiosa fortuna, a la edad de veinte años viajó por vez primera a Europa en 1904, estudió el inglés y el francés, conoció los principales avances técnicos de entonces y en París entabló amistad con un puñado de jóvenes aristócratas enloquecidos con el furor que el novísimo invento del aeroplano suscitaba y que los llevó a convertirse en asiduos practicantes del deporte de la aviación. En 1908, a los veinticuatro años, estando de nuevo en Colombia donde había regresado el año anterior, fue deportado por el presidente Rafael Reyes a Cumbal por criticar el despilfarro de su gobierno. Obtenido el perdón a cambio de la promesa de su familia de que lo convencerían para abandonar voluntariamente el país, regresó en 1908 al Viejo Continente, donde se instaló en Roma. Paseando por un parque contiguo a la Villa Borghese , conoció casualmente a una linda jovencita de quince o diecisiete años a lo sumo, polaca y perteneciente a la nobleza de aquel país. Se enamoraron, vivieron un corto romance en el Lido, pero la relación fue abruptamente cortada por la madre de ella, quien “desapareció” a su hija de un día para otro, luego de unas corteses explicaciones a nuestro personaje, en el sentido de que su niña estaba destinada a ser la esposa de un polaco de su ambiente sociocultural natural. Despechado, viajó una vez más a París, donde durante un par de semanas recorrió sus calles, una y otra vez, sin cruzar palabra con nadie, infatigablemente, perdido entre las multitudes.

 

Este joven era Gonzalo Mejía Trujillo. Sin duda fue uno de los más sobresalientes líderes cívicos que tuvo Antioquia a lo largo de casi 50 años, durante los cuales libró una lucha denodada por vincular al departamento a los avances que en materia de vías de comunicación y medios de transporte habían logrado los llamados países desarrollados. Hombre de acción, no se limitó a señalar perezosamente el horizonte privilegiado que su condición de viajero impenitente le permitió entrever. Sin haber ocupado jamás un cargo público, sin haber cursado estudios formales profesionales, movió cielo y tierra para concretar la construcción de la carretera a Urabá, para conectar a Medellín con Bogotá, para dotar a su ciudad de un aeropuerto que le permitiera romper su aislamiento, su condición mediterránea.
Y sin embargo, las generaciones nacidas con posterioridad a su muerte en 1956 desconocen su vida y obra. Un espeso manto de olvido cubre su nombre. En el caso de don Gonzalo Mejía, los esfuerzos de nuestras corporaciones públicas por contribuir a su memoria, no han ido nunca más allá de las buenas intenciones de unos cuantos decretos y unas pocas, lánguidas declaraciones que se quedaron en la mudez de los pergaminos oficiales. El asunto es todavía más serio si convenimos en que no solamente la indiferencia viene del lado de las instancias públicas: nuestra sociedad está atestada de profesionales atiborrados de la más banal información que los ‘comunicadores` y los medios emiten por cargas, donde es moneda de todos los días y de todas las noches la invocación de un pasado que con demasiada facilidad describen en términos superlativos, donde la tradición se exalta sin tomarse el más mínimo cuidado por estudiarla, asimilarla críticamente, comprenderla. Una publicación sobre el Aeropuerto Olaya Herrera está obligada a incluir una breve semblanza sobre este singular hombre.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Procedimientos adelantados por el Tribunal Administrativo de Antioquia en el marco del control inmediato de legalidad de actos administrativos adelantados por el Establecimiento Público Aeropuerto Olaya Herrera

Control inmediato de legalidad Rad.05001 23 33 000 2020 01485 00 

Descargue aquí Resolución N GG-43

Control inmediato de legalidad Rad. 05001233300020200135400

Control inmediato de legalidad Rad. 05001233300020200135400

Descargue aquí Resolución N GG -41

Descargue aquí el Aviso a la comunidad del Tribunal Administrativo de Antioquia